Los precios del crudo subieron el martes y se acercaron a un pico en varios años, cuando persiste la escasez de suministro de energía en el mundo, mientras el descenso de las temperaturas en China reavivó la preocupación sobre si el mayor consumidor energético global puede satisfacer la demanda local para calefacción.

El crudo referencial Brent del mar del Norte ganó 53 centavos, o 0.89%, a 85.08 dólares el barril. Por su parte, los futuros del crudo West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) avanzaron 16 centavos, o 0.63%, a 82.96 dólares el barril.

La mezcla mexicana de exportación  ganó 24 centavos o 0.54% a 77.78 dólares el barril.

Los precios han subido en los últimos dos meses. Desde el inicio de septiembre, el Brent ha ganado cerca de 19% y el WTI 21 por ciento. El crudo mexicano en el mismo periodo avanza 17.81 por ciento.

"Los equilibrios entre la oferta y la demanda muestran que el mercado está experimentando un déficit de oferta, lo que está impulsando una fuerte caída de inventarios e impulsando los precios", dijo Louise Dickson, analista senior de Mercados de Petróleo en Rystad Energy.

"Se espera que esta estrechez del mercado se extienda hacia gran parte de 2022, y la demanda de petróleo solo equiparará la oferta en el cuarto trimestre del próximo año", agregó.

Ahora que las temperaturas empiezan a caer en el hemisferio norte, donde se aproxima el invierno y está subiendo la demanda de calefacción, es probable que los precios del petróleo, el carbón y el gas natural sigan altos, dijeron operadores y analistas.