Los futuros del crudo se estabilizaron el martes, ya que la atención de los inversores se centró en el descenso de inventarios en Estados Unidos y renovados problemas de suministro en Venezuela y Libia.

Las interrupciones de bombeo en Venezuela recobraron importancia, ya que dos de los cuatro mejoradores de crudo extrapesado del país serán sometidos en las próximas semanas a mantenimientos. Las instalaciones tienen una capacidad combinada de 700,000 barriles por día (bpd).

“El mercado se apuntala cada vez que hay una actualización de que la situación en Venezuela está, de hecho, empeorando”, dijo John Kilduff, de Again Capital Management en Nueva York.

Los futuros del crudo Brent subieron 1.21% o 87 centavos, a 72.71 dólares el barril, su nivel más bajo desde el 17 de abril. El lunes, el referencial retrocedió 4.6 por ciento.

El petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subió 0.40% o 27 centavos, a 68.33 dólares el barril, después de haber retrocedido 4.2% el lunes.

Mientras que la mezcla mexicana reportó un retroceso de 1.34% o 0.87 centavos, para cerrar cotización en 63.86 dólares por barril.

Por otro lado, el precio de la gasolina en Estados Unidos subió 1.19% a 2.0261 dólares por galón, de acuerdo a datos de Reuters.

Además del desplome de la producción venezolana, los operadores están atentos a los inventarios en Estados Unidos, que podrían caer en 3.5 millones de barriles en la semana del 13 de julio, según un sondeo de Reuters.

El mercado está buscando señales claras sobre el suministro, incluido si Estados Unidos liberará crudo de su Reserva Estratégica de Petróleo y si el bombeo en Libia repuntará tras los enfrentamientos militares de hace unas semanas, dijo Tariq Zahir, de Tyche Capital en Nueva York.

Los precios del petróleo han caído casi 10% en la última semana, luego de que los terminales de exportación de crudo de Libia volvieron a operar y tras el incremento de los embarques de naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados como Rusia. Sin embargo, la National Oil Corp anunció que declaró fuerza mayor en los cargamentos en el puerto de Zawiya desde el lunes.