Los precios del crudo subieron fuertemente el jueves, pasando a positivo después de que la OPEP y sus aliados dijeron que el grupo presionará a los países que incumplieron los recortes de bombeo acordados y planea celebrar una reunión extraordinaria en octubre si los mercados petroleros se debilitan más.

La mezcla mexicana de exportación subió 7.43% o 2.68 dólares, a 38.76 dólares el barril, luego de que el martes no cotizó por ser feriado en México. El crudo Brent subió 1.08 dólares, o 2.56%, a 43.30 dólares el barril, y el WTI de Estados Unidos ganó 81 centavos, o 2.02%, a 40.97 dólares el barril. Ambos contratos ganaron más de 4% en la víspera.

El grupo de grandes productores, que incluye a Arabia Saudita y Rusia, no recomendó cambios en su objetivo de reducción de producción de 7.7 millones de barriles por día (bpd), o cerca del 8% de la demanda global, según un borrador de comunicado y un reporte interno.

La alianza presionó a países rezagados como Irak, Nigeria y Emiratos Árabes Unidos para que recorten más su bombeo para compensar el exceso de producción en mayo-julio, al tiempo que extenderá el período de compensación desde septiembre a fines de diciembre, dijeron tres fuentes de la OPEP+.

Las noticias de la OPEP opacaron el reinicio de la producción en alta mar en Estados Unidos tras el paso del huracán Sally por el Golfo de México, sí como decepcionantes datos económicos en EU.