Los precios del petróleo aumentaron el martes, un día antes de la ceremonia de investidura de Joe Biden como presidente de Estados Unidos y en medio de las expectativas de más estímulos del gobierno que podrían impulsar el crecimiento de la economía.

Los futuros del crudo Brent para marzo subieron 1.15 dólares, o 2.1%, a 55.90 dólares por barril. En tanto, los futuros del WTI ganaron 89 centavos, o 1.7%, a 52.98 dólares. La mezcla mexicana de exportación subió 62 centavos o 1.2% a 51.67 dólares el barril.

Wall Street avanzó impulsado por positivas cifras de resultados de empresas y tras comentarios de la nueva secretaria del Tesoro, Janet Yellen, a horas del inicio del gobierno de Biden. Yellen instó a los legisladores a "actuar en grande" para aprobar enormes sumas de ayuda fiscal por el coronavirus, argumentando que los beneficios serán mucho mayores a los costos de elevar la carga de deuda del gobierno.

"Nos aproximamos al comienzo de la era Biden y los operadores tienen esperanzas en el paquete de estímulos prometido de 1.9 billones de dólares, lo que puede reflejarse en los mercados", dijo Bjornar Tonhaugen, jefe de Mercados de Crudo de Rystad Energy.

Los inversionistas también se animaron por la demanda en China, principal importador de crudo, luego que la producción de sus refinerías aumentó 3% hasta un récord en 2020.

El proveedor de servicios de petróleo Halliburton pronosticó una recuperación de la demanda mundial de crudo y gas desde el segundo trimestre del año.