El petróleo retomaba su tendencia a la baja el jueves, cayendo en torno a los 64 dólares por barril y con miras a alcanzar un mínimo de cinco años, presionado por señales de que unos abundantes suministros serán incluso mayores en el 2015.

El crudo se hundió el miércoles ante los pronósticos de la OPEP de un creciente superávit de suministros en el 2015, la inesperada alza de los inventarios en Estados Unidos y luego de que la voz más influyente del grupo, el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, ignorara la necesidad de un recorte en el bombeo.

El petróleo Brent del Mar del Norte cedía ganancias iniciales y perdía 4 centavos, a 64.20 dólares a las 1330 GMT. El contrato cayó a 63.56 dólares - el menor nivel desde julio del 2009 - el miércoles.

El petróleo en Estados Unidos, que también tocó mínimos de 5 años el miércoles, cedía 37 centavos, a 60.57 dólares.

El Brent ha caído más de 40.00%, o 50 dólares, desde un máximo en el año alcanzado en junio y expertos en el mercado sostienen que la racha perdedora podría extenderse aún más.

La OPEP dijo el miércoles que la demanda de su crudo en el 2015 caería a su menor nivel en más de una década, indicando un gran superávit de suministros en el 2015, sin recortes de producción de la OPEP o una desaceleración en el auge del sector de esquisto de Estados Unidos.

La perspectiva de un recorte en el bombeo de la OPEP aún era débil. El miércoles, el ministro de Petróleo saudí, Ali al-Naimi, cuestionó el miércoles la necesidad de un recorte, manteniendo la postura que delineó en la reunión del grupo el 27 de noviembre, pese a que desde entonces los precios han tenido una caída de 13 dólares.

frm