Los precios del petróleo aumentaron más de dos dólares en Nueva York y Londres, impulsados por indicadores alentadores, principalmente en Estados Unidos, primer consumidor de crudo.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio terminó en 71.51 dólares, en alza de 2.76 dólares en relación al martes.

En el InterContinentalExchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento aumentó 2.19 dólares a 71.74 dólares.

Los precios, que desde comienzos del mes cayeron de cerca de 90 dólares a menos de 70 dólares, se recuperaron ante "indicadores económicos alentadores", estimó Antoine Halff, de Newedge Group.

"La balanza comienza a inclinarse hacia el lado positivo", resumieron analistas de JPMorgan. "Por el momento, los temores sobre las economías europeas -que podrían recaer- pasaron a segundo plano, el movimiento de venta parece haberse agotado y los indicadores económicos positivos pasan a primer plano".

Noticia alentadora para los mercados, deprimidos ante la crisis en la zona euro, la OCDE revisó al alza sus previsiones de crecimiento en los países desarrollados, donde espera un incremento del PIB de 2.7% en 2010 y 2.8% en el 2011.

En Estados Unidos, los datos de órdenes de bienes durables y venta de viviendas nuevas superaron las previsiones.

La cotización del oro negro acentuó su alza luego de la publicación de datos oficiales sobre la evolución de las reservas petroleras de Estados Unidos la semana pasada.

Los stocks de crudo sin embargo aumentaron netamente más que lo previsto (+2.4 millones de barriles).

Pero las reservas de gasolina y productos destilados bajó levemente y las cifras de demanda "se mantuvieron altas", en 19.5 millones de barriles diarios en promedio, destacó Nic Brown, de Natixis.

RDS