Los precios del petróleo cayeron el miércoles a su menor nivel en más de un año, ya que el temor a una pandemia de coronavirus se intensificó después de que se reportaran cientos de nuevos casos en Europa y Medio Oriente.

La mezcla mexicana de exportación descendió 1.48 dólares, o 3.29%, a 43.46 dólares por barril. Desde el viernes pasado ha perdido 10.34 por ciento.

El referencial Brent cedió 1.52 dólares, o 2.77%, a 53.43 dólares por barril. Desde el viernes, cuando empezó la racha perdedora del crudo, a la fecha el indicador europeo ha perdido 8.67 por ciento.

El estadounidense West Texas Intermediate perdió 1.17 dólares, o 2.34%, a 48.73 dólares el barril, pero desde el 21 de febrero a la fecha ha caído 8.71 por ciento.

Más temprano en la sesión, ambos contratos cayeron a un piso desde enero del 2019. El Brent llegó a cotizar en 53.03 dólares y el WTI en 48.30 dólares.

El petróleo se hundió tras reportes de que 83 personas estaban siendo controladas en Nueva York por su posible exposición al virus.

Asia informó el miércoles de cientos de nuevos casos de coronavirus y Estados Unidos advirtió de una pandemia inevitable, mientras la enfermedad se extendía por Europa, y Brasil confirmaba la primera infección en América Latina.

El mercado también está atento a posibles recortes más profundos de bombeo por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, un grupo conocido como OPEP+.

La OPEP+ se reunirá en Viena del 5 al 6 de marzo.

Aumentan inventarios en EU

Las existencias de petróleo de Estados Unidos aumentaron la semana pasada, mientras que los inventarios de gasolina y de destilados disminuyeron, dijo el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

Los inventarios de petróleo subieron en 452,000 barriles en la semana finalizada el 21 de febrero, a 443.3 millones de barriles, lo que se compara con expectativas de los analistas de un alza de 2 millones de barriles, según sondeo de Reuters. Los inventarios en el centro de acopio y recepción de Cushing, Oklahoma, aumentaron en 906,000 barriles la semana pasada, informó la EIA.

La utilización de las refinerías cayó en 202,000 barriles por día, según las cifras de EIA. La tasa de uso de las plantas retrocedió 1.5 puntos porcentuales.

Las existencias de gasolina bajaron en 2.7 millones de barriles en la semana, indicó la agencia del gobierno, lo que se compara con las estimaciones del mercado de un descenso de 2.2 millones de barriles.

En tanto, los inventarios de destilados, que incluyen al diésel y combustible para calefacción, disminuyeron en 2.1 millones de barriles.

[email protected]