La cotización del petróleo bajaba este miércoles al final de los intercambios en Europa, lastrados por el alza de los stocks de crudo en Estados Unidos, que tocaron un máximo desde 1982, confirmando el temor de los inversores de una sobreoferta de crudo en el corto plazo.

Hacia las 17H00 GMT, el barril de Brent del Mar del Norte con entrega en marzo operaba en 55.87 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, con una caída de 2.05 dólares con respecto al cierre del martes.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) con la misma fecha de entrega cedía 2.92 dólares a 50.13 dólares.

Los precios del petróleo borraron este miércoles las ganancias acumuladas la jornada anterior, oscilando en torno a los 55 dólares por barril.

"El informe de los inventarios en Estados Unidos (publicados por el Departamento de Energía, DoE) es un dato que orienta a la baja y agrega presión", explicó Myrto Sokou de Sucden Financial.

En la semana que terminó el 30 de enero la reservas de crudo aumentaron 6.30 millones de barriles frente a un alza de 3.90 millones esperada por los expertos, para totalizar 413.10 millones.

Se trata de un máximo desde 1982 cuando comenzaron las publicaciones semanales del DoE, y desde noviembre de 1930 en base a datos mensuales anteriores.

Las reservas de productos destilados aumentaron 1.80 millones de barriles a 134.50 millones, en tanto los analistas interrogados por la agencia Bloomberg prevén un descenso de 1.20 millones.

En Estados Unidos, la publicación de los datos sobre la creación de empleo en las firmas privadas, que mostró una desaceleración mayor a la prevista de las contrataciones también afectó al mercado, muy atento a cómo será la demanda del mayor consumidor mundial de crudo.

frm