Los precios del crudo retrocedieron el miércoles, pese a una fuerte caída de los inventarios en Estados Unidos, debido a que los inversores siguen preocupados por la demanda a nivel global.

Los futuros del crudo referencial internacional Brent bajaron 65 centavos, o 1.02%, a 63.18 dólares el barril, mientras que los del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) cayeron 89 centavos, o 1.57%, a 55.88 dólares el barril.

Los precios subieron al inicio de la sesión, después de que la gubernamental Administración de Información de Energía informara que los inventarios de crudo en EU bajaron en la última semana, aun con una menor actividad de las refinerías. En tanto, los inversionistas se mantuvieron atentos a las tensiones en Oriente Medio. Un barco de la Marina de Estados Unidos habría derribado un segundo avión no tripulado iraní en el Estrecho de Ormuz la semana pasada, dijo el martes el jefe del Comando Central.

El miércoles, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, dijo que su país está listo para participar en negociaciones “justas”, pero no si eso equivale a una rendición.

La tensión se incrementó después de que el Reino Unido logró el apoyo inicial de Francia, Italia y Dinamarca a su plan de formar una misión naval liderada por Europa para garantizar la seguridad del tránsito marítimo en el Estrecho de Ormuz, tras la captura por parte de Irán de un tanquero con bandera británica.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación retrocedió 0.40% o 23 centavos y cotizó en 56.90 dólares el barril.

Finalmente la gasolina en Estados Unidos cayó 0.29% a 1.8551 dólares el galón.