Los futuros del crudo Brent subieron el martes luego de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) elevó su pronóstico para la demanda mundial de petróleo este año y estimó que superaría a la oferta ante una aceleración en el crecimiento económico.

En tanto, la continua inestabilidad en Libia generó dudas respecto al momento en que su producción volverá a subir. Las noticias de la renuncia de varios funcionarios, entre ellos el ministro de petróleo, hicieron que los operadores mantuvieran posiciones cortas fuera del mercado.

El organismo asesor de energía de Occidente dijo que la demanda mundial de crudo aumentaría en 1.3 millones de barriles por día (bpd) este año, 50,000 bpd más que en proyecciones anteriores.

El petróleo Brent subió 0.35 dólares, a 106.73 dólares por barril, luego de alcanzar máximos en el día de 108 dólares por barril.

La incertidumbre en Sudán del Sur también dio soporte al Brent. El presidente del país dijo que sus soldados habían recuperado la zona productora de petróleo de manos de los rebeldes, pero los insurgentes que luchan contra el Gobierno negaron el reporte.

El petróleo en Estados Unidos avanzó 0.62 dólares respecto al cierre del viernes a 94.99 dólares por barril. Los mercados en Nueva York permanecieron cerrados el lunes por un feriado local en Estados Unidos.

El crudo también se vio impulsado por un aumento en el apetito por el riesgo en el mercado luego de que el banco central de China inyectó más de 255,000 millones de yuanes equivalente a 42,000 millones de dólares, al sistema financiero, aliviando las preocupaciones sobre una crisis de crédito que podría afectar el crecimiento en la segunda mayor economía del mundo.

El avance de los precios fue limitado tras conocerse que Irán detuvo sus actividades nucleares más delicadas bajo un acuerdo preliminar, elevando las perspectivas de que el miembro de la OPEP eventualmente elevará las exportaciones.

frm