La mezcla mexicana de exportación registró una caída de 40 centavos respecto a la víspera, para ofertarse en 48.13 dólares por tonel, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con analistas de Banco Base, el precio del petróleo sigue con su tendencia a la baja, pues el mercado espera que la guerra comercial y la desaceleración en el crecimiento económico se extiendan por más tiempo, lo que ha incrementado los temores entre los inversionistas sobre una reducción en la demanda por el energético.

Al igual que para el resto de los commodities, el precio del petróleo mostró una amplia volatilidad durante la sesión, ante la serie de noticias relacionadas con el comercio que causaron incertidumbre en el mercado.

Si bien, oficiales chinos tomaron una postura más conciliadora en torno a la guerra comercial, mencionando que esperan alcanzar una solución con Estados Unidos, estos también prometieron aplicar medidas de represalia ante la próxima ronda de aranceles estadounidenses.

Por su parte, Trump indicó que Estados Unidos sólo llegará a un acuerdo comercial bajo sus propios términos, lo que llevó a los inversionistas a pensar que no habrá una solución a corto plazo.

Las presiones a la baja se deben a que el mercado teme que la economía global pueda dirigirse a una recesión a lo que se suma que los inventarios de petróleo estadounidense continúan al alza, lo que reforzó la idea de que la demanda de hidrocarburos podría disminuir.

En la sesión pasada, la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés) publicó que durante la semana que finalizó el 9 de agosto, los inventarios de crudo de Estados Unidos mostraron un incremento de 1.58 millones de barriles.

Ante esto, el precio del WTI registró una baja de 44 centavos en su precio para situarse en 54.39 dólares por barril, mientras que el Brent registró una cotización de 58.23 dólares por barril, equivalente a un retroceso de 1.25 dólares, de acuerdo con Bursamétrica.