Los precios del barril cerraron con un alza de 1.5% el viernes, repuntando desde mínimos de cinco meses tras indicadores positivos en Estados Unidos y luego de que Arabia Saudita aseguró que Rusia estaba lista para unirse a la OPEP en extender un pacto de reducción al bombeo.

Sin embargo, el mercado se mantuvo en territorio técnicamente sobrevendido. Los futuros operaron con una baja de hasta 19% respecto a sus máximos de mediados de abril, lo que llevó a algunos especuladores a dejar sus posiciones largas.

Pese a los avances del viernes, ambos referenciales bajaron por tercera semana seguida. El Brent perdió cerca de 5% y el WTI bajó 6%, su racha perdedora más larga desde noviembre.

Los futuros del Brent subieron el viernes 72 centavos, o 1.5%, y cerraron en 49.10 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate ganó 70 centavos, o 1.5%, a 46.22 dólares el barril.

Tras caer casi 5% el jueves, ambos contratos siguieron bajando en las operaciones globales.

El WTI retrocedió hasta 43.76 dólares, su menor nivel desde el 15 de noviembre. El Brent llegó a 46.64 dólares, un mínimo desde el 30 de noviembre, fecha cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó un recorte de producción durante la primera mitad del 2017.

Ambos referenciales comenzaron a reducir pérdidas después de que el gobernador de Arabia Saudita ante la OPEP dijo que países del grupo y fuera del cártel estaban cerca de un pacto sobre recortes de suministro.

La mezcla mexicana de exportación cerró la primera semana de mayo con un incremento de 48 centavos en comparación con la sesión del jueves, al cotizar en 41.90 dólares por barril, indicó la consultora Bursamétrica, aunque el a semana el precio del crudo mexicano cayó 15.83 por ciento.

Todavía, los miembros de la OPEP y los no OPEP, están negociando si continuarán con el recorte en la producción.

El recorte es válido hasta el primer semestre del presente año y se busca que continúe durante los últimos seis meses del presente del 2017.VVVVVVVVVVVVVVV