Londres - El Brent subió este miércoles y se mantuvo cerca a máximos de seis meses, debido a que el temor a una interrupción del suministro de crudo de Irán y de otros productores de Oriente Medio y Africa contrarrestó las preocupaciones sobre la salud de la economía global.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el petróleo para entrega en marzo subió 1.06 dólares, o 1.05%, para cerrar en 101.80 dólares por barril.

Los futuros de crudo Brent cerraron con alza de 1.58 dólares, o 1.35%, a 118.93 dólares por barril.

El alza fue limitada por el recelo sobre el resultado de las conversaciones en torno al paquete de rescate de Grecia en Bruselas entre funcionarios de la zona euro y tras conocerse que el ministerio de Petróleo de Irán negó que el país haya frenado las ventas de petróleo a seis países de la Unión Europea en represalia por las sanciones.

Datos que mostraron un sorpresivo descenso en los inventarios de petróleo en Estados Unidos la semana pasada, no obstante, ayudaron a apuntalar los precios del crudo.

"Las crecientes tensiones con Irán siempre impulsarán al petróleo, y este reciente evento no es diferente", dijo Harry Tchilinguirian, analista de BNP Paribas.

Los inventarios de crudo cayeron en 171,000 barriles, a 339.08 millones, según la gubernamental Administración de Información de Energía, mientras que el Instituto Americano del Petróleo (API) dijo el martes que las reservas de crudo aumentaron 2.9 millones de barriles en la semana del 10 de febrero.

Una explosión afectó a un oleoducto de Siria, lo que se sumó a las restricciones ya existentes en la oferta generadas por una huelga que paralizó el bombeo del mayor campo de crudo de Yemen y el congelamiento de más petróleo de Sudán del Sur por parte de Sudán en medio de una disputa sobre pagos.

Los riesgos en el suministro han pesado más que los efectos de los problemas de deuda en la zona euro, destacados por la lucha sin resolver de Grecia de obtener un segundo paquete de rescate.

La zona euro examina formas de retrasar partes o la totalidad del segundo rescate a Grecia y aún así evitar que el país caiga en una moratoria desordenada.

ros