Los precios del petróleo finalizaron el miércoles al alza, apoyados por la caída de las reservas de petróleo en Estados Unidos a su nivel más bajo desde el 2015.

En Londres, el barril de crudo Brent del mar del Norte para entrega en septiembre ganó 49 centavos, o 0.67%, para terminar en 73.3 dólares en la Intercontinental Exchange.

En la Bolsa de Nueva York, un barril de crudo light sweet (WTI) para el mismo vencimiento sumó 78 centavos, o 1.14%, para cerrar a 69.30 dólares.

“Este aumento en el precio está muy claramente relacionado con la caída mucho más grande de lo esperado en las existencias de petróleo crudo en Estados Unidos, que han caído a su nivel más bajo desde febrero del 2015”, dijo Robert Yawger, de la firma Mizuho.

Esto relativiza, al menos temporalmente, cualquier preocupación sobre un posible excedente de oro negro en el mercado mundial, señaló.

Las cotizaciones fueron más avanzadas el miércoles, ya que todas las cifras publicadas durante la sesión por la Agencia de Información Energética de EU fueron bastante favorables a los precios.

Las reservas de gasolina también cayeron en 2.3 millones de barriles, al igual que las reservas de fuel para calefacción y diesel de 100,000 barriles.

También analizados como un punto de referencia para la cotización del petróleo en Nueva York, los inventarios de crudo WTI en la refinería Cushing Terminal (Oklahoma, sur) disminuyeron 1.2 millones de barriles hasta 23.7 millones de toneles, alcanzando el nivel más bajo desde noviembre del 2014.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación ganó 26 centavos, o 0.450%, y cotizó en 66.01 dólares por barril.

En cuanto a la producción de petróleo, se ha estabilizado en un récord de 11.00 millones de barriles por día.

El precio de la gasolina sigue subiendo en EU y aumentó 1.31% para venderse en promedio en 2.1231 dólares por galón.