Los precios del petróleo subieron el lunes de la mano de las acciones globales, que se recuperaron ante las esperanzas de otro paquete de estímulo en Estados Unidos, pero el aumento de los casos de coronavirus profundizó la preocupación sobre la demanda de combustible y contuvo el avance del barril.

El crudo Brent cerró con una subida de 51 centavos, o 1.22%, a 42.43 dólares el barril. El crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI), en tanto, ganó 0.87% o 35 centavos, a 40.60 dólares el barril.

La mezcla mexicana de exportación subió 0.77% o 29 centavos para cotizar en 38.15 dólares el barril.

“Hay esperanzas renovadas de que los demócratas y republicanos puedan acordar un proyecto de ley de ayuda por el coronavirus y eso parece estar aumentando las expectativas de que la perspectiva de la demanda de petróleo será un poco mejor”, dijo Phil Flynn, analista senior de Price Futures Group.

El crudo siguió el avance de Wall Street mientras continúan las conversaciones en EU sobre otro proyecto de ley que vaya en ayuda de los más afectados por el Covid-19, luego que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo el domingo que ve posible un acuerdo con la Casa Blanca. Aun así, la crisis de salud mundial, que ha reducido drásticamente el consumo de combustible, evitó que los precios subieran más.

“La velocidad con la que se propaga el virus es la principal preocupación para los funcionarios de salud y para los inversionistas financieros”, dijo el analista de PVM, Tamas Varga.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo  que el mercado mundial del petróleo se ha mantenido estable durante los últimos meses y que se ha restablecido el equilibrio entre oferta y demanda, pero advirtió sobre los riesgos de una segunda ola de casos de Covid-19.

El secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, dijo que se espera que los inventarios comerciales de crudo en los países de la OCDE se ubiquen ligeramente por encima del promedio de cinco años en el primer trimestre de 2021.