Los precios del petróleo subieron casi 2% en una sesión volátil el jueves, impulsados por señales de una mejora marginal de la economía estadounidense y un aumento tibio de la demanda de combustible, pero las ganancias se vieron limitadas por el aumento de los casos de Covid-19 en algunos estados.

El crudo Brent subió 74 centavos, o 1.84%, a 41.05 dólares por barril. El crudo West Texas Intermediate terminó la sesión con alza de 71 centavos, o 1.87%, a 38.72 dólares y la mezcla mexicana de exportación subió 1.57% o 52 centavos a 33.67 dólares el barril.

Los precios del petróleo cayeron temprano y luego encontraron apoyo en datos que mostraron que menos estadounidenses solicitaron beneficios de desempleo la semana pasada y que los pedidos de bienes de capital clave se recuperaron en mayo.

Aun así, la baja de las solicitudes de subsidio de desempleo fue menor de lo que esperaban los analistas y otros datos respaldaron las expectativas de que el PIB del segundo trimestre podría disminuir hasta 40% en tasa anualizada.

Para poner en marcha la economía mundial devastada por el coronavirus, los bancos centrales han liberado billones de dólares en estímulos.

“Las medidas de estímulo que los bancos centrales y los gobiernos del mundo están inyectando en la economía van a tener un impacto positivo en la actividad económica y que serán de apoyo a la demanda”, dijo Gene McGillian, vicepresidente de investigación de mercado de Tradition Energy.