Los precios del petróleo subieron más de 2%, impulsados por una caída mayor a la esperada en los inventarios de crudo y gasolina y el inicio de la temporada de conducción de vehículos en Estados Unidos que impulsó la demanda por el combustible.

El crudo para entrega en julio cerró en 74.61 dólares el barril, una alza de 1.75 dólares. En Londres, el crudo Brent subió 1.66 dólares para terminar en 75.32 dólares.

"Las caídas en gasolina y crudo realmente destacan y ayudan a impulsar al mercado nuevamente por encima de los 73 dólares el barril", dijo el analista Gene McGillian, de Tradition Energy.

"La verdadera cuestión que se presenta acá es si podemos quebrar el nivel de resistencia en torno a 74.50 ó 75 dólares el barril", agregó.

Los futuros de petróleo iniciaron la escalada luego de que la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) reportó que los inventarios de crudo cayeron 1.9 millones de barriles la semana pasada, mucho más que los 100,000 barriles de baja que habían estimado analistas del mercado.

Los inventarios de gasolina cayeron también muy fuerte, en 2.6 millones de barriles, dijo la EIA. El mercado esperaba una reducción de 500,000 barriles.

Las existencias de destilados subieron por encima de los pronósticos, mientras que disminuyó la actividad de las refinerías.

Además, el reporte de la EIA mostró que los inventarios de crudo en Cushing, punto de entrega de la Bolsa Mercantil de Nueva York, subieron la semana pasada.

La firmeza del dólar frente al euro EUR limitó las ganancias del petróleo.

El dólar subió el jueves ante las expectativas de un buen dato mensual de nóminas no agrícolas que se espera para el viernes, lo que podría indicar un crecimiento en la economía y por tanto, una mejor demanda de energía.

Un dólar fuerte hace a las materias primas denominadas en esa divisa más caras para los tenedores de otras monedas. Gráfico: http://link.reuters.com/ruv97k

Preocupaciones por un desaceleramiento en el crecimiento de la economía China ha pesado en los precios del crudo esta semana, afectando la perspectiva de los inversionistas, ya golpeada por la crisis de deuda en Europa.

Los precios del petróleo se han negociado en un rango entre 71.64 y 75.33 dólares desde el lunes, debatiéndose entre la evidencia de que los mayores consumidores registran un crecimiento constante de la demanda y la especulación de que el consumo se vería afectado por un estancamiento de la economía europea.

RDS