El precio del crudo referencial estadounidense, el WTI, tocó ayer máximos de 19 meses ante las positivas cifras de la economía de Estados Unidos y por temores sobre el derrame en el Golfo de México.

El WTI finalizó en 86.19 dólares por barril, luego de superar durante la jornada los 87 dólares, niveles no vistos desde octubre del 2008.

El avance fue apoyado por cifras económicas estadounidenses. El índice manufacturero del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) que creció en abril a su mayor ritmo de casi seis años.

Asimismo, el gasto de los consumidores subió 0.6% en marzo, con lo que hiló seis meses de avances, además de crecer 3.6% en el primer trimestre del 2010.

Las preocupaciones por una posible interrupción del abastecimiento de petróleo estadounidense ante el grave derrame en el Golfo de México apuntalaron el precio.

Respecto de lo anterior, la petrolera británica BP, que ha visto sumamente afectados en días pasados sus títulos, dijo que trabaja para contener la fuga de crudo.

Mientras que las autoridades estadounidenses indicaron que se encargarán de que la petrolera pague su responsabilidad por el derrame, se estima que se estén esparciendo 795,000 litros de petróleo al día.

Adicionalmente se encuentra China, especialistas prevén que en los próximos días los precios del petróleo podrían verse presionados por la última restricción monetaria de ese país.

Lo anterior porque presionaría la demanda de materias primas por parte del gigante asiático.

Otro factor a vigilar es la brecha entre el crudo de Londres, el Brent y el WTI que ayer fue de casi 3 dólares, lo que indica que el combustible estadounidense no cuenta con muy buenos fundamentales.

Por lo pronto, hoy los participantes de este mercado estarán atentos al reporte de inventarios del Instituto Americano del Petróleo, en tanto que la cifra oficial se conocerá mañana.

Los inventarios comerciales de crudo en Estados Unidos también se encuentran en máximos de 19 meses y se espera que el reporte semanal muestre otro incremento, que sería de más de 1 millón de barriles.

Los datos oficiales de la Administración de Información de Energía mostraron que, al cierre de la semana del 23 de abril, las existencias de crudo se ubicaron en 9.7 millones de barriles por día.

En estas sesiones se verá si las presiones por el derrame en el Golfo son suficientes para impulsar los precios del oro negro o si pesa más el reporte de inventarios.

[email protected]