Los precios del crudo referencial, el WTI, cayeron más de un dólar e hilaron su tercera jornada de pérdidas, afectados por los crecientes inventarios del combustible en Estados Unidos.

El contrato para entrega en junio del WTI cayó 1.65% o 1.25 dólares a 74.40 dólares el barril; mientras que en Londres, el Brent bajó 1.09 dólares a 80.11 dólares el barril.

Así, el WTI cerró en su menor nivel desde el 12 de febrero y presenta una caída de 14.13%, desde su máximo de este año de 86.64 dólares por barril, que alcanzó el 6 de abril.

De acuerdo con un informe en Cushing, Oklahoma, centro de entrega del contrato estadounidense, los inventarios de petróleo crecieron en 1.2 millones de barriles a 38.96 millones en la semana del 11 de mayo, con lo que acumularon su séptima semana de avances.

De esta manera, el creciente avance que han registrado los inventarios ha presionado a la baja los precios del combustible.

Tan sólo el último informe de la Administración de Información de Energía mostró que los inventarios crecieron en 1.9 millones de barriles para sumar un total de 362.5 millones al cierre de la semana pasada.

A lo que se le suman los temores por un descenso en la demanda de China, uno de los mayores consumidores del combustible, tras los últimos ajustes monetarios que ha implementado para contener la inflación.

Por si no fuera poco, el oro negro ha sido golpeado por las turbulencias generadas por la crisis fiscal que enfrentan varios países de la zona euro, que ha llevado a que los inversionistas opten por activos seguros como el dólar y el oro.

[email protected]