Los precios del crudo en Estados Unidos cerraron con una ligera alza este martes, apoyado por un avance en los futuros de gasolina y del combustible para calefacción, y por la debilidad del dólar que también impulsó a la prima del crudo Brent frente al estadounidense a un récord por encima de 17 dólares por barril.

El petróleo estadounidense cerró levemente al alza después de operar volátil, al tiempo que noticias de que Arabia Saudita planea elevar la producción en junio, cualquiera sea la decisión de política de bombeo que adopte la OPEP esta semana, afectaron los precios.

Los inversionistas centran la mirada en la reunión que mantiene esta semana la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), donde los productores de crudo debaten si deben o no aumentar sus cuotas formales de bombeo.

El índice del dólar cayó contra una cesta de monedas debido a comentarios pesimistas de un funcionario chino que opacaron aún más el panorama del billete verde.

Los futuros estuvieron presionados a la baja más temprano ante expectativas de que la OPEP decidirá elevar sus cuotas de producción en una reunión el miércoles

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para julio cerró a 99.09 dólares por barril, un alza de 8 centavos, en operaciones desde 97.74 a 99.41 dólares.

Wall Street rebotó este martes en una jornada deslucida, un día después de que el índice S&P 500 tocara su mínimo de dos meses y mantuviera intacto el pesimismo de los inversionistas sobre la economía.

La prima del Brent frente al crudo estadounidense operó cerca de 18 dólares por barril, ante los elevados inventarios en Estados Unidos.

Arabia Saudita prevé incrementar la producción en más de 500,000 barriles por día (bpd) en junio a su máximo en tres años de 9.5 millones de bpd, dijo a Reuters un funcionario del Golfo Pérsico que está familiarizado con la política de producción del reino.

Pero Riad sólo ha tenido el respaldo de sus aliados del Golfo, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos (EAU), entre los 12 miembros del cártel.

Mientras que la OPEP se prepara para reunirse en Viena, la violencia continua en Yemen, Siria y Libia, donde ataques aéreos de la OTAN a complejos militares sacudieron a la capital Trípoli.

En tanto, reportes semanales de la industria y el Gobierno mostrarían un descenso en las existencias de crudo en Estados Unidos la semana pasada, según un sondeo de Reuters a analistas.