Londres - El petróleo subía este martes por encima de los 118 dólares el barril dado que los inversionistas recuperaban su apetito por el riesgo y la OPEP elevó su estimación sobre la cantidad de crudo que necesitará bombear este año.

Las tensiones en Oriente Medio continuaban pesando sobre los mercados energéticos y analistas dijeron que las preocupaciones de los inversionistas se estaban centrando más en Irán que en el tercer ensayo nuclear realizado este martes por Corea del Norte.

El crudo Brent subía 35 centavos a 118.48 dólares el barril, después de haber bajado 77 centavos el lunes.

El crudo estadounidense ganaba 37 centavos a 96.40 dólares el barril.

Para reforzar la racha alcista, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dijo que la demanda mundial de crudo en el 2013 crecería más rápido de lo anticipado previamente.

El Consejo de Seguridad de la ONU mantendrá una reunión de emergencia para discutir la prueba de Corea del Norte este martes.

Pero el programa nuclear de Irán era el asunto que más preocupaba a los inversionistas.

Irán está convirtiendo parte de su uranio altamente enriquecido en combustible para un reactor, anunció un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de la república islámica.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo el lunes que las nuevas centrífugas que Irán estaba instalando para su programa de enriquecimiento de uranio podrían reducir en un tercio el tiempo que necesita para la fabricación de una bomba nuclear.

Teherán dice que su programa atómico tiene propósitos pacíficos

EGV