Nueva York - El petróleo subió este viernes en Estados Unidos impulsado por un aumento de la confianza del consumidor en ese país a su mayor nivel en cinco años y por el avance de los futuros de la gasolina.

Sin embargo, los temores por el "abismo fiscal" en Estados Unidos, una combinación de alza de impuestos y recorte de gastos, limitaron el avance de los precios del crudo.

En Nueva York, el crudo cerró con un alza de 98 centavos, o 1.15%, a 86.07 dólares por barril, con operaciones entre 84.13 y 86.77 dólares.

En la semana, el contrato subió 1.21 dólares, o 1.4%, frenando una racha de tres semanas de baja.

El punto de entrega de los contratos de gasolina en Estados Unidos, seguía inhabilitado 11 días después de que Sandy golpeara el noreste de Estados Unidos. Muchas terminales de operación locales siguen restringidas, las refinerías permanecen cerradas y la cadena de suministros minoristas se mantiene ajustada.

El crudo Brent para diciembre cerró con alza de 2.15 dólares, o 2%, a 109.40 dólares por barril. En la semana, el crudo Brent avanzó 3.72 dólares, o 3.5 por ciento.

Pero la gasolina estadounidense tuvo el mejor desempeño, con la posición diciembre subiendo más de 0.8 dólares, o 3%, a 2.689 dólares por galón.

Tras ser impulsadas inicialmente por un alza en la confianza del consumidor de Estados Unidos, las acciones en Wall Street recortaron sus ganancias luego de que el presidente Barack Obama anunció que está "abierto al compromiso" en las negociaciones con el congreso sobre el "abismo fiscal".

Rob