Los precios del petróleo se mantuvieron estables el jueves, ya que una nueva ola de casos de coronavirus en Europa llevó a varios países a reimponer restricciones a los viajes, lo que contrarrestó una caída de los inventarios de crudo y combustible en Estados Unidos.

El futuro del Brent subió 17 centavos, o 0.4%, a 41.94 dólares por barril, mientras que el crudo del West Texas Intermediate (WTI) ganó 38 centavos, o 1%, a 40.31 dólares.

Así, la prima del Brent sobre el WTI cerró en su menor nivel desde finales de mayo, cuando el WTI terminó con un mayor precio que el Brent.

La mezcla mexicana de exportación ganó 0.43% o 16 centavos para cotizar en 37.74 dólares el barril.

Los precios subieron levemente el miércoles después de que datos del gobierno mostraron que los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada.