A las 0930 GMT, el Brent había subido 0.53 dólares, a 108.31 dólares por barril, un repunte tras una caída de un 2.7 por ciento el jueves, la mayor desde fines de junio.

Los precios del petróleo cotizado en Nueva York retrocedían levemente el viernes en la apertura, en un mercado que espera el informe sobre reservas semanales en Estados Unidos.

El petróleo en Estados Unidos operaba sin cambios a 95.44 dólares por barril, luego de tocar más temprano los 95.13 dólares por barril, su mínimo nivel en un mes. El jueves, el contrato registró su mayor baja intradiaria desde noviembre del 2012.

Los inversores están pendientes de la producción en Libia, que ha caído a menos de 250,000 barriles por día (bpd), desde 1.4 millones de bpd en julio.

Libia espera reanudar la producción en El Sharara -uno de sus mayores yacimientos petrolíferos en el oeste del país- dentro de tres días, después de que manifestantes accedieron a suspender su paralización de dos meses, dijeron funcionarios el jueves.

Un aumento de las exportaciones petroleras del miembro de la OPEP elevaría la oferta e impactaría sobre los precios.

También pesaban sobre los precios las especulaciones de que datos semanales oficiales de Estados Unidos que serán publicados el viernes a las 1600 GMT mostrarían un incremento en las existencias de crudo en el país.

Un informe del grupo de la industria Genscape mostró un aumento de 1 millón de barriles de petróleo en las reservas de Cushing, Oklahoma, el punto de entrega referencial para los futuros del crudo en Estados Unidos.

Sin embargo, analistas prevén que el dato del viernes muestre una quinta baja consecutiva en los inventarios de petróleo a nivel nacional.

frm con información de Notimex y AFP