El petróleo tuvo el jueves una vacilante jornada en la que osciló entre el perjuicio del fortalecimiento del dólar y la esperanza en la reducción de la oferta pactada por los países productores.

En el mercado de Nueva York el barril de light sweet crude (WTI) cayó 14 centavos o 0.27% a 50.90 dólares en los contratos para entrega en enero.

En cambio, en Londres el barril de Brent para febrero aumentó 12 centavos o 0.22% a 54.02 dólares.

La mezcla mexicana de crudo de exportación, por su parte, fue la que más cayó perdiendo 1.7% a 44 dólares el barril. Los precios están cerca del equilibrio pero se fueron recuperando durante la sesión , dijo Bob Yawger, de Mizuho Securities.

Ya muy deprimido el miércoles, el mercado de Nueva York siguió perdiendo hasta casi un dólar y llegó a caer a menos de 50 dólares, pero en las ultimas horas de las transacciones fue recuperando terreno.

En contra de los precios operó el fortalecimiento del dólar, el cual alcanzó sus valores máximos en años luego de que el miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó las tasas de interés y dio señales de que el año entrante hará tres aumentos más.

El encarecimiento del dólar perjudica a los precios. El crudo se negocia en dólares y, en consecuencia, se encarece para quienes precisan billetes verdes para comprar crudo.

Crecen las dudas

Por otro lado, la esperanza en que la reducción de la producción mundial acordada por la OPEP y países ajenos al cartel sirva para empujar los precios y sacarlos de su caída que lleva dos años, parece estar dando lugar a algunas dudas.

Las opiniones son muy diversas en cuanto al tiempo que le demandará al mercado petrolero mundial volver al equilibrio , comentó Tim Evans, de Citi.

Añadió que el consenso del mercado coincide con afirmaciones del ministro saudí del Petróleo, Khalid al-Falih quien mencionó que se precisan ‘muchos meses’ para que se advierta el efecto de la menor producción de la OPEP .