El petróleo subió el viernes por séptima sesión consecutiva, por una caída en ón del número de plataformas de perforación activas en Estados Unidos y datos que sugieren una mayor demanda en China; no obstante, los precios terminaron el primer semestre con su peor desplome para el período desde 1998.

Los productores estadounidenses redujeron el número de plataformas de perforación por primera vez desde enero, según la compañía de servicios del sector energético Baker Hughes. El número de plataformas había aumentado durante 23 semanas seguidas.

Datos chinos mostraron que el sector manufacturero creció a su mayor ritmo en tres meses. Rob Haworth, estratega sénior de Inversión en US Bank Wealth Management, dijo que los datos chinos nos dan esperanza de que la demanda esté creciendo a nivel global .

Los futuros del petróleo WTI en Estados Unidos subieron 1.11 dólares, cerca de 2.5%, a 46.04 dólares por barril, mientras que los futuros del crudo referencial Brent ganaron 50 centavos de dólar, a 47.92 dólares por barril.

El crudo mexicano de exportación ganó el viernes 86 centavos respecto de la sesión del jueves, al venderse en 42.68 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos.

El dólar tocó su nivel más bajo desde octubre al inicio de la sesión del viernes, lo que dio a los inversionistas un incentivo para comprar materias primas denominadas en dólar, como el petróleo.

Ambos referenciales cerraron la primera mitad del 2017 con caídas de más de 14% desde el 30 de diciembre del 2016, el mayor desplome desde que el Brent y el WTI se hundieron cerca de 19% en el primer semestre de 1998. Los precios generalmente suben en el período de enero a junio.

El volumen de operaciones fue bajo antes del fin de semana largo por del Día de la Independencia de Estados Unidos. La semana pasada, el petróleo tocó un mínimo de 10 meses debido a que el incremento de la producción reavivó los temores sobre el exceso de suministro global.

Analistas de Bank of America Merrill Lynch recortaron sus proyecciones para el precio promedio del Brent en el 2017 a 50 dólares por barril desde 54 y del WTI a 47 dólares desde 52. Citaron la mayor producción en Libia, Nigeria y los campos de esquisto de Estados Unidos, sumado a un menor crecimiento de la demanda.

Si bien las perforadoras retiraron dos plataformas en la semana al 30 de junio, la cifra total de 756 es más que el doble de la que se registró en la misma semana del año previo, dijo el viernes Baker Hughes. (Con información de Notimex)