El petróleo cerró con valores divergentes tras datos de la elevada producción estadounidense que aumentaron la brecha entre el crudo cotizado en Nueva York con el cotizado en Londres.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio cerró a 77.59 dólares en el mercado londinense tras ganar 9 centavos.

En cambio en Nueva York el barril de "light sweet crude" (WTI) también para julio bajó 1.17 dólares a 67.04.

La brecha entre ambos precios es la mayor en tres años.

"La producción récord de Estados Unidos" y problemas de infraestructura que complican el transporte y las exportaciones, están influyendo en los precios estadounidenses, dijeron analistas de Schneider Electric.

La producción estadounidense acumula 14 semanas de alza y está en sus niveles más altos desde 1982. Si no pesa más en lo precios, es porque la Opep y otros 10 grandes productores están restringiendo su producción.

Sin embargo, ese acuerdo podría ser revisado en la cumbre petrolera de la Opep y sus socios que se realizará en Viena el mes entrante.

abr