Los precios del petróleo, que cayeron cerca de 20% desde comienzos del mes, se estabilizaron este lunes en Nueva York, cerrando sobre los 70 dólares, en un mercado que mantiene la prudencia ante la crisis en la zona euro y bajaron levemente en Londres.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio, terminó en 70.21 dólares, en alza de 17 centavos en relación al viernes.

Por el contrario, en el InterContinentalExchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento perdió 51 centavos a 71.17 dólares.

"El mercado continúa muy volátil", constató Antoine Halff, de Newedge Group.

"Los indicadores económicos estadounidenses fueron bastante buenos últimamente, pero lo que pesa actualmente es la crisis financiera europea", agregó. "Es difícil imaginar en lo inmediato una recuperación espectacular del euro, en consecuencia, no pienso que el crudo vaya a tener un rebote muy rápido".

Los precios, que habían rozado los 90 dólares a fines de abril, perdieron desde entonces 20% de su valor, luego de que la crisis de la deuda europea alimentara profundas dudas sobre el vigor de la reactivación mundial y en consecuencia, sobre las perspectivas de demanda de crudo.

Señal de la prudencia mostrada por los mercados este lunes, el euro borraba parte de las ganancias logradas la semana pasada y volvía a evolucionar en torno a 1,24 dólares. La atención se centraba en la situación de España, donde el banco central debió rescatar el sábado a Cajasur, una caja de ahorros del sur del país, que controlaba la Iglesia católica.

"El mercado evoluciona en una margen muy estrecha, nervioso ante la volatilidad observada en los últimos tiempos en los mercados financieros", señalaron analistas de Barclays Capital.

RDS