Los precios del crudo cerraron dispares el jueves, después de que un comunicado del Pentágono respaldara los precios, al intensificar los temores de un conflicto en Medio Oriente, y de que la confianza por la demanda se viera debilitada tras conocerse nuevos detalles ligados a una investigación para un juicio político contra Donald Trump.

El crudo referencial Brent ganó 35 centavos, 0.56%, a 62.74 dólares el barril, y el West Texas Intermediate de Estados Unidos bajó 8 centavos, 0.14%, a 56.41 dólares, después de operar brevemente en terreno positivo tras las declaraciones del Pentágono.

Los futuros del crudo recortaron sus pérdidas cerca del cierre de la sesión, después de que el Departamento de Defensa de EU refiriera que desplegaría sistemas de radar, misiles Patriot y personal para respaldar las defensas de Arabia Saudita, tras los ataques contra sus instalaciones petroleras.

La mezcla mexicana de exportación cerró con una ganancia de 1.44 dólares, 2.43%, para cotizar en 60.59 dólares por barril.

Los precios fueron golpeados más temprano en la sesión, después de que la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes divulgara una versión desclasificada de un reporte de un informante que dice que Trump utilizó su oficina para pedirle a un gobierno extranjero que interfiriera en las elecciones presidenciales del 2020 en el país.

“Cuando caen las probabilidades de un juicio político, el mercado sube, y al revés”, dijo Phil Flynn, analista de Price Futures Group en Chicago. “Al mercado no le gusta la perspectiva de un impeachment. Eso va a ser negativo para la economía de Estados Unidos y para el comercio con China”.

Los precios también fueron lastrados por una recuperación más rápida que lo esperado del bombeo de Arabia Saudita, durante los ataques sufridos en dos de sus plantas, además de un sorpresivo aumento de 2.4 millones de barriles en los inventarios de petróleo en EU la semana pasada.

La gasolina estadounidense ganó 2.22% y se vendió en promedio en 1.6612 dólares el galón.