Los precios del petróleo subieron el martes, en medio de mayores temores a una prolongada paralización del mayor sistema de oleoductos de Estados Unidos que hicieron que los futuros se recuperaran tras caer más de 1% al inicio de la jornada.

Los futuros del crudo Brent subieron 23 centavos, o 0.34%, a 68.55 dólares por barril, mientras que los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos ganaron 36 centavos, o 0.55, a 65.28 dólares por barril.

La mezcla mexicana de exportación, por su parte, apenas ganó 5 centavos o 0.08% a 62.43 dólares por barril.

Colonial Pipeline, que transporta más de 2.5 millones de barriles por día (bpd) de gasolina, diésel y combustible para aviones, dijo el lunes que estaba trabajando para restaurar gran parte de sus operaciones.

Operadores reservaron varios buques petroleros para almacenar productos refinados de crudo frente al centro de refinación de la costa estadounidense del Golfo de México luego de un ciberataque que paralizó el oleoducto, mostraron datos de envío el martes.

"Aunque se está restando importancia al riesgo a corto plazo, el mercado sigue conmocionado por el suceso, dada la naturaleza del ataque y la escala de la infraestructura", dijo Louise Dickson, analista de Mercados Petroleros de Rystad Energy.

En el lado positivo, analistas esperan que un reporte muestre que los inventarios de Estados Unidos cayeron en 2.3 millones de barriles en la semana al 7 de mayo, luego del descenso de 8 millones de barriles de la semana previa.