El petróleo subió el martes en un mercado ganado por dudas sobre el futuro de la oferta mundial cuando Rusia y la Opep parecen proclives a aumentar las extracciones.

En Londres, el barril del Brent del mar del Norte para entrega en agosto terminó en 75.38 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE); un aumento de 9 centavos al cierre del lunes.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) para los contrato a julio ganó 77 centavos para cerrar en 65.52 dólares.

Los precios del crudo retrocedieron al principio de la jornada, siguiendo sus tendencia a la baja observada desde finales de mayo.

"Los mercados temen que la producción estadounidense continúe aumentando y que la OPEP y sus aliados reanuden sus extracciones en los próximos meses", explicaron los analistas de JBC Energy.

Arabia Saudita, líder de la OPEP, y Rusia, que dirige una alianza de 24 países, se comprometieron en 2016 a limitar su producción para enderezar los precios del oro negro. El futuro de ese acuerdo será decidido durante una reunión el 22 de junio en Viena.

abr