El petróleo cerró estable el martes, debido a que las expectativas de recortes de bombeo de la OPEP y sus aliados hicieron rebotar los precios tras una caída breve tras los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que un acuerdo comercial con China podría retrasarse.

Los futuros del referencial internacional Brent cayeron 10 centavos a 60.82 dólares por barril tras registrar un avance de 0.7% el lunes.

El crudo West Texas Intermediate de Estados Unidos se apreció 14 centavos a 56.10 dólares por barril, tras subir 1.4% en la rueda previa. Trump dijo el martes que un acuerdo  con China podría esperar hasta después de la elección presidencial, enfriando expectativas de que ambos países alcancen pronto un tratado.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, discuten un plan para ampliar los recortes a los suministros de 1.2 millones de barriles por día (bpd) en 400,000 bpd adicionales y prolongar el pacto hasta junio, dijeron dos fuentes con conocimiento del tema.

Arabia Saudita presiona para que se apruebe el plan y así dar una sorpresa  al mercado antes de la Oferta Pública Inicial (OPI) de la estatal Saudi Aramco, mencionaron las fuentes.

Los ministros de la OPEP se reunirán el jueves en Viena y el grupo OPEP+ lo hará el viernes. Las preocupaciones sobre la incapacidad de Estados Unidos y China —los dos mayores consumidores mundiales de petróleo— para lograr un acuerdo preliminar que resuelva su guerra comercial también presionaron los precios del crudo.