Nueva York- El petróleo bajaba este miércoles por tercera sesión consecutiva por un aumento mayor al esperado de los inventarios en Estados Unidos ante una desaceleración de la actividad de las refinerías, lo que apunta a una débil demanda en el mayor consumidor global de crudo.

El Brent para abril bajaba 0.20 dólares a 121.35 dólares el barril.

Los futuros de crudo estadounidense retrocedían 1.09 dólares, a 105.46 dólares el barril.

Los precios subieron en el inicio de la jornada apoyados por una inyección de más de 700,000 millones de dólares en los mercados financieros por parte del Banco Central Europeo, así como por los temores a una interrupción de los suministros de Irán.

Los inventarios de crudo de Estados Unidos crecieron en 4.16 millones de barriles la semana pasada, mucho más que los 1.1 millones proyectados por los analistas.

En Cushing, el punto clave de entrega del crudo estadounidense, los inventarios crecieron a su mayor nivel desde agosto.

Sin embargo, operadores y analistas dijeron que la corriente vendedora no duraría mucho, dadas las preocupaciones sobre los suministros en Oriente Medio.

"La demanda sigue débil, en la comparación interanual, debido a que el clima templado reduce la demanda de combustible de calefacción y los altos precios de la gasolina obligan a algunos consumidores a ajustarse", dijo Chris Jarvis, presidente de Caprock Risk Management.

ros