Los precios del petróleo se replegaron el martes en Nueva York, ante señales de apaciguamiento en la crisis ucraniana, alejando los temores de perturbaciones en el mercado de la energía.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en abril perdió 1.59 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), cerrando a 103.33 dólares.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte con el mismo vencimiento terminó a 109.30 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE), en baja de 1.90 dólares en relación al lunes.

El WTI había alcanzado el lunes su nivel más alto desde setiembre, ante los temores de los inversores de que las exportaciones de Rusia, segundo productor mundial de gas y primero de crudo, fueran afectadas por la violencia o por las sanciones económicas con las que amenazaron los países occidentales.

Pero "Rusia retiró las tropas que participaban en ejercicios militares cerca de la frontera ucraniana y (el presidente ruso Vladimir) Putin hizo declaraciones conciliadoras, que condujeron a los mercados de materias primas a perder las ganancias de la víspera", constataron analistas de Morgan Stanley.

En sus primeras declaraciones públicas posteriores a la destitución del presidente pro-ruso Viktor Yanukovich por el parlamento ucraniano el 22 de febrero, Putin de hecho negó que las fuerzas rusas hubieran intervenido en la exrepública soviética.

Al tiempo que destacó que Rusia se reserva el derecho a recurrir a "todos los medios" para proteger a sus ciudadanos en ese país sumido en una grave crisis política, estimó que el envío de tropas rusas "no es necesario por el momento".

"Putin no parece querer hacer de Crimea una nueva provincia rusa. La idea de un conflicto armado por el momento está descartado, los ruidos de botas se alejan", declaró Robert Yawger de Mizuho Securities USA.

Los especialistas de Morgan Stanley aconsejan sin embargo a los operadores no alegrarse demasiado pronto. "Aunque no esperamos que la prima de riesgo ligada a Rusia se debilite, no se debe alimentar demasiadas ilusiones tan temprano en la crisis".

Los operadores esperan también la publicación el miércoles del informe semanal sobre las reservas petroleras en Estados Unidos. "Esperamos un alza de los stocks de crudo y una baja de los productos refinados a causa de los trabajos de mantenimiento que se realizan actualmente en las refinerías", comentó Matt Smith de Schneider Electric.

Según la mediana de los analistas interrogados por la agencia Dow Jones Newswire, las reservas de crudo deberían haber aumentado en un millón de barriles, mientras que las de gasolina y productos destilados habrían bajado 2 mb.

frm