El crudo Brent operaba por debajo de los 60 dólares por barril el miércoles, cerca de mínimos en cinco años y medio, mientras grandes productores de crudo señalaron que mantendrán el nivel de producción pese a una sobreoferta y a la debilidad de la demanda en Rusia y Europa.

Países del Golfo Pérsico que pertenecen a la OPEP han dicho que están preparados para esperar hasta un año para que los mercados se estabilicen, minando las esperanzas de que intervengan para contener las pérdidas en el precio del crudo.

Los precios casi se han reducido a la mitad en los últimos seis meses en la medida en que los crecientes volúmenes de petróleo liviano de alta calidad provenientes del esquisto de América del Norte han abrumado a la demanda.

El crudo Brent para entrega en febrero perdía 50 centavos, a 59.51 dólares por barril, a las 0935 GMT. El contrato del Brent para enero, que expiró en la sesión previa, alcanzó el martes un mínimo de 58.50 dólares por barril, el nivel más débil desde mayo del 2009.

El petróleo en Estados Unidos perdía 80 centavos, a 55.13 dólares por barril, luego de tocar el martes los 53.60 dólares por barril, su mínimo nivel desde mayo del 2009.

El ministro ruso de Energía, Alexander Novak, ha dicho que Moscú no reducirá la producción en el 2015, incluso si aumenta la presión sobre sus finanzas ante señales de estrés en su economía.

El rublo ha sido golpeado con fuerza, lo que ha llevado al banco central de Rusia a comenzar a vender parte de sus tenencias de moneda extranjera por 7,000 millones de dólares en un esfuerzo por detener el colapso de su moneda.

Las acciones europeas abrieron a la baja el miércoles debido a que el mercado reaccionaba a los temores por la crisis económica en Rusia.

En Estados Unidos, los inventarios de crudo subieron en 1.9 millones de barriles la semana pasada frente a expectativas de los analistas de una baja de 2.4 millones de barriles, mostraron datos del Instituto Americano del Petróleo (API), publicados el martes por la tarde.

frm