Los precios del petróleo cerraron en baja este miércoles en Nueva York, con el barril cediendo 31 centavos a 75.63 dólares ante el aumento de las existencias de gasolina en Estados Unidos, inesperado en el periodo estival que por lo general hace crecer la demanda.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" para entrega en agosto cerró a 75.63 dólares, un retroceso de 31 centavos respecto a la víspera.

En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte cerró a 75.01 dólares en el IntercontinentalExchange, una baja de 43 centavos.

Los precios habían caído en más de diez dólares el martes y nidenses la última semana.

Las existencias de crudo cayeron en 2 millones de barriles, bastante más que lo esperado. Pero las de gasolina aumentaron en 500,000 barriles, en tanto los analistas preveían una baja.

"El mercado fue tomado a contrapié por el alza de las existencias de gasolina por más que hayan caído las de crudo", dijo Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

El nivel de las reservas fue muy observado al acercarse el feriado del 4 de julio (Día de la Independencia), que marca el punto alto en el consumo de gasolina gracias a importantes desplazamientos en automóviles.

"Se acerca el fin de semana del 4 de julio, la demanda es buena, pero la gasolina sostiene el mercado", agregó Lipow.

Otro factor es el huracán Alex, que se desplaza por el Golfo de México, donde está ubicado el 30% de la producción petolera estadounidense.

Se espera que huracán eluda las principales zonas de extracción, aunque algunas empresas ya evacuaron a su personal para generar una interrupción del 26.3% de la producción.

RDS