El petróleo cayó más de 2% el jueves, presionado por la debilidad de los mercados bursátiles estadounidenses y las expectativas de que la producción de crudo aumente en el golfo de México, tras el huracán que golpeó a la zona la semana pasada.

Los precios se vieron aún más golpeados por preocupaciones económicas, cuando Wall Street se encaminaba a una tercera sesión consecutiva de bajas.

Los futuros de crudo europeo, Brent bajaron 1.35 dólares, o 2.13%, a 61.93 dólares por barril. Los futuros del referencial estadounidense West Texas Intermediate (WTI) perdieron 1.48 dólares, o 2.61%, a 55.30 dólares por barril.

La mezcla mexicana de exportación, cayó 2.75% o 1.60 dólares, a 56.61 dólares el barril.

Las perspectivas de largo plazo para el petróleo son bajistas, dijeron el jueves agentes del mercado. Los especuladores han salido de las posiciones en opciones que podrían haber ofrecido exposición a precios más altos en los próximos años, dijeron.

La producción marítima de petróleo y gas de Estados Unidos se ha recuperado desde que el huracán Barry atravesó el golfo de México la semana pasada provocando recortes a la producción.

Los futuros del petróleo ya habían caído el miércoles después de que datos del gobierno de Estados Unidos mostraron un gran aumento de los inventarios de productos refinados.