Los precios del petróleo cayeron por cuarta sesión consecutiva este viernes en Nueva York y Londres, socavados por los temores en los mercados financieros ante la crisis presupuestaria griega.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en junio terminó en 75.11 dólares, en descenso de 2.00 dólares en relación al jueves.

En el InterContinentalExchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento, perdió 1.56 dólares a 78.27 dólares.

"Es una nueva jornada en baja, es realmente una tendencia iniciada antes en la semana que continúa", constató Tom Bentz, de BNP Paribas. "El marcado retroceso del planeta financiero es realmente lo que presiona al crudo a la baja".

En las cuatro últimas sesiones, el barril de crudo texano acumula una caída de 11.08 dólares, casi 13 por ciento.

De esta forma el crudo acompaña la caída de las plazas bursátiles mundiales, en plena crisis de confianza ante la crisis presupuestaria griega y el temor de de que se propague a otros países de la eurozona.

"El gobierno (griego, ndlr) reducirá sus gastos y aumentará sus impuestos, eso quita un monto equivalente de dinero del bolsillo de los consumidores y reduce en consecuencia la demanda de productos petroleros", explicó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates. "Además, hay déficits públicos similares en otros países de la zona euro".

Los precios no se beneficiaron con la recuperación del euro frente al dólar, ni de la publicación de datos mensuales de empleo en Estados Unidos, que mostraron que la economía había creado 290,000 empleos netos en abril, superando netamente las previsiones.

RDS