Los precios del petróleo bajaron el viernes, pero el contrato Brent anotó su tercera subida semanal consecutiva debido al temor a una menor oferta en caso de que Estados Unidos vuelva a imponer sanciones a Irán.

Los futuros del referencial internacional Brent cayeron 10 centavos, o 0.1%, a 74.64 dólares. Este mes, el Brent alcanzó máximos por encima de 75 dólares, un nivel no visto desde fines del 2014.

El crudo West Texas Intermediate retrocedió 9 centavos, o 0.1%, a 68.10 dólares por barril.

El Brent subió 0.5% en la semana y el contrato de Estados Unidos bajó 0.5 por ciento.

El presidente estadounidense, Donald Trump, decidirá el 12 de mayo si reimpone a Irán las sanciones que fueron suspendidas como parte del histórico acuerdo entre seis potencias mundiales y Teherán para delimitar el programa nuclear iraní.

“Ése es el mayor factor que impulsa al mercado por ahora. Por eso también hemos visto volatilidad hoy y el resto de la semana”, dijo Rob Thummel, gerente de cartera de Tortoise Capital.

El Brent ha subido casi 6% este mes ante la expectativa de que Washington retome las sanciones, lo que perjudicaría las exportaciones petroleras iraníes.

Las ganancias se dieron pese al fortalecimiento del dólar, que está en su nivel más alto desde el 11 de enero frente a distintas monedas.

Las preocupaciones por un ajuste del mercado también se basan en el deterioro de la situación política y económica de Venezuela, que ha llevado a un derrumbe de 40% en la producción de crudo de la nación caribeña en los últimos dos años.

El avance de los precios del barril está limitado también por un incremento de la producción estadounidense de esquisto, que ha subido a 10.59 millones de barriles por día la semana pasada y generó exportaciones récord de crudo desde Estados Unidos.

El viernes la mezcla mexicana de exportación ganó 0.31% a 60.89 dólares por barril.