El petróleo bajó nuevamente el martes en Nueva York a la espera de conocer el volumen de reservas de Estados Unidos y con el ojo puesto en la crisis entre Arabia Saudita e Irán.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para febrero perdió 79 centavos a 35.97 dólares.

En el mercado de Londres, el barril de Brent, también para febrero, perdió 80 centavos a 36.42 dólares.

NOTICIA: Conflicto entre Arabia Saudita e Irán agrava posición de OPEP

"La caída se debe especialmente a que se está a la espera de conocer el miércoles las cifras semanales de los inventarios" de crudo de Estados Unidos,dijo Bob Yawger, de Mizuho Securities.

A su juicio "eso fue lo que probablemente colocó en segundo plano el ruido de fondo sobre lo que ocurre entre Arabia Saudita e Irán tras la ejecución de un dignatario chiíta por Riad.

NOTICIA: Petróleo inicia 2016 al alza por la tensión entre Irán y Arabia

Yawger señaló que el mercado espera que los inventarios de Estados Unidos hayan aumentado en un millón de barriles lo cual vuelve a confirmar los enormes excedentes que desde más de un año vienen derrumbando el precio del petróleo.

Además las reservas de la terminal de Cushing, un indicador usado para calcular el precio del WTI, está llegando a su capacidad máxima debido a que las inundaciones en el Medio Oeste está complicando los fletes que salen de ella.

De su lado Tim Evans apuntó que "el dólar fuerte participa también en la debilidad del mercado".

NOTICIA: Delegado de OPEP estima crudo hasta en 50 dólares

Debido a que el crudo se transa en dólares, si la divisa verde se encarece, aumenta los costos de quienes la precisan para abastecerse de petróleo.

Sobre la crisis irano-saudí, la mayoría de los analistas cree que, de momento, no debería afectar el aprovisionamiento de petróleo.

Tamas Varga, de la firma PVM, estima no obstante que "lo que ocurre en Oriente Medio debe ser vigilado estrechamente".

frm