Los precios del petróleo cayeron cerca de 1% el lunes por señales de que el impacto de una tormenta tropical en la producción y refinación de la costa del Golfo de Estados Unidos (EU) será de corta duración, mientras que datos económicos chinos moderaron las perspectivas de demanda.

Los futuros del crudo Brent bajaron 24 centavos, o 0.36%, a 66.48 dólares por barril, mientras que el crudo en Estados Unidos retrocedió 63 centavos, o 1.05%, a 59.58 dólares por barril.

La semana pasada, ambos contratos lograron sus mayores ganancias semanales debido a recortes en la producción de petróleo en EU y las tensiones diplomáticas en Oriente Medio.

“Los precios del crudo se debilitaron porque los trabajadores de compañías petroleras volvían a las plataformas costa afuera tras calmarse los efectos (de la tormenta)”, dijo Edward Moya, analista senior de Oanda en Nueva York.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación cayó 1.93%, o 1.19 dólares, para cotizar en 60.49 dólares el barril, según datos de Pemex.

Una refinería de la costa del Golfo de Estados Unidos reiniciaba su actividad después de cerrar bajo amenaza de la tormenta tropical Barry, mientras que otras siguieron operando.

Datos en China mostraron que la producción industrial y las ventas minoristas superaron las expectativas, pero las cifras generales mostraron el crecimiento económico trimestral más débil en décadas.

La producción de petróleo crudo de China se disparó a un récord de 13.07 millones de barriles por día en junio, 7.7% más que el año anterior, tras la puesta en marcha de dos nuevas refinerías, según datos oficiales publicados el lunes.

Sin embargo, el crecimiento económico de sólo 6.2% en el segundo trimestre del 2019, el más débil en 27 años, destacó el impacto de las tensiones comerciales con Washington y planteó la posibilidad de que se necesiten más incentivos para reactivar la economía.

En tanto, la gasolina estadounidense cayó 2.36% a 1.9303 dólares el galón.