La brutal ola de ventas en los mercados del petróleo en año nuevo se profundizaba el lunes, cuando los precios registraron caídas de hasta 5.00% y tocaron nuevos mínimos en 12 años tras nuevas turbulencias en las bolsas chinas que amenazan con hundir al barril de crudo a cerca de los 20 dólares.

El lunes, las acciones líderes chinas cayeron otro 5.00% y las tasas de interés a un día para el yuan fuera de China escalaron a casi 40.0%, el máximo desde el lanzamiento del mercado "offshore".

Morgan Stanley advirtió de que una mayor devaluación del yuan podría generar una espiral descendente en los precios del petróleo, extendiendo una caída que en el año ya es de casi el 15 por ciento.

NOTICIA: La economía no es culpable del reciente descalabro del mercado chino

A las 1747 GMT, los futuros del crudo Brent bajaban 2.06 dólares, a 31.49 dólares por barril, alcanzando mínimos que se remontan a abril del 2004. El petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos perdía 1.92 dólares, a 31.24 dólares por barril.

Los especuladores incrementaron sus posiciones cortas netas a un récord en la semana al último martes, en una señal de que están perdiendo fe en una subida de precios en el corto plazo.

Los analistas apuntaron a la desaceleración de China, donde la moneda ha caído y las operaciones bursátiles fueron suspendidas de emergencia en dos ocasiones la semana pasada, como el principal motivo detrás de la baja de los precios del crudo y de las otras materias primas.

NOTICIA: Banco central de China estabilizará al yuan

Las caídas del lunes se sumaban a las de la semana pasada, cuando tanto el Brent como el WTI bajaron más de un 10 por ciento.

Desde que comenzó su declive a mediados de 2014, los precios del crudo han caído más de 70.00%, de la mano de un fuerte incremento del suministro global que hizo que cientos de miles de barriles de crudo quedaran sin comprador.

frm