Nueva York - Los precios del petróleo cerraron en alza este viernes en Londres y Nueva York, en un mercado que apuesta por una intervención de la Reserva Federal (banco central, Fed) en el corto plazo tras los decepcionantes datos de empleo en Estados Unidos.

El barril de WTI con entrega en octubre subió 89 centavos con respecto al cierre del jueves en el New York Mercantile Exchange (Nymex), a 96.42 dólares.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte con el mismo vencimiento, operado en el Intercontinental Exchange (ICE), terminó a 114.25 dólares, en alza de 76 centavos en relación al cierre del jueves.

Los inversionistas "esperaban mejores datos de empleo", subrayó Matt Smith, de Summit Energy.

Luego de un trimestre en alza, la tasa oficial de desempleo en Estados Unidos volvió en agosto a 8.1 por ciento. Pero esta baja se debe principalmente a la reducción de la población económicamente activa, ya que la economía estadounidense creó solamente 96,000 empleos netos en agosto, o 32% menos que en julio.

Sin embargo, el jueves la encuesta mensual ADP había alentado altas expectativas, anunciando una fuerte alza de las contrataciones en el sector privado en agosto.

Cuando la administración difundió datos oficiales que replantean el tema de la persistente desaceleración de la economía estadounidense, "el mercado al principio descendió", subrayó Smith.

Pero poco a poco "emergió la perspectiva de un eventual nuevo estímulo" a la economía por parte de la Fed, que hizo subir los precios, agregó el analista.

Las medidas del banco central estadounidense consisten habitualmente en inyecciones de liquidez en el sistema financiero, que favorece las compras de activos de bajo riesgo y más rentables, como las materias primas.

Rob