Los precios del petróleo terminaron este jueves al alza, a pesar de un sorpresivo aumento de las reservas de crudo en Estados Unidos.

En Nueva York, el barril de crudo “light sweet” West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio subió 2.74% o 90 centavos, hasta 33.71 dólares.

Por su parte, en Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio subió 1.58 o 55 centavos, a 35.29 dólares.

La mezcla mexicana de exportación ganó 2.01% o 55 centavos y cotizó en 27.92 dólares el barril.

Este jueves, la Agencia de Información sobre Energía (EIA) de Estados Unidos dio a conocer su informe sobre las reservas de crudo, las cuales crecieron 7.9 millones de barriles (mb) para ubicarse en 534.4 mb al 22 de mayo, cuando los analistas esperaban una caída de 4 millones de barriles.

Por otro lado, las reservas estadounidenses de gasolina se redujeron, cuando los analistas esperaban un aumento, y también bajaron las reservas del crudo almacenado en Cushing, Oklahoma, que se utiliza como referencia para el WTI que cotiza en Nueva York

Para Bart Melek, de la consultora TD Securities, esos datos “reducen el riesgo de que (Cushing) se quede sin espacio de almacenamiento”, y sugieren que “existe demanda de crudo”.

Según Bjornar Tonhaugen, analista de la firma Rystad Energy, los precios pueden haberse visto afectados también por las tensiones entre Pekín y Washington, exacerbadas tras el anuncio del miércoles de la Casa Blanca, en el que dejó de reconocer la autonomía de Hong Kong respecto a Pekín.

Ello abrió el camino para poner fin a las ventajas comerciales de la excolonia británica.