El petróleo Brent cotizaba estable el lunes cerca de los 110 dólares por barril, resistiéndose a fuertes declives en algunos otros activos de riesgo ante las noticias de mayores pérdidas de suministros en África y expectativas de una recuperación en el crecimiento de la demanda petrolera.

El petróleo Brent caía 30 centavos, a 109.55 dólares por barril a las 1100 GMT, luego de cerrar al alza por segunda semana consecutiva.

El petróleo en Estados Unidos perdía 20 centavos, a 102.00 dólares, luego de escalar por sexta semana en su mayor racha ganadora en más de un año.

La producción de crudo de Libia se redujo aún más durante el fin de semana, a 230,000 barriles por día (bpd) el domingo, luego de que una nueva protesta paralizara el yacimiento El Sharara.

Antes de que comenzaran las protestas a nivel nacional a mediados del año pasado, la producción de crudo de Libia era de casi 1,4 millones de bpd.

Los mercados petroleros también eran impulsados por un encuentro de importantes economías del mundo en Sidney, en la que se anunció la meta de generar más de 2 billones de dólares en producción adicional en los próximos cinco años y crear millones de nuevos empleos.

La demanda petrolera sigue de cerca al crecimiento económico global.

Los inversores también estaban atentos a las tensiones políticas globales y el potencial de mayores interrupciones a las exportaciones petroleras.

frm