El petróleo abrió estable este martes en Nueva York, a la espera de una posible prolongación de las medidas de limitación de la oferta que incitaba poco a asumir riesgos, en un contexto de amplias reservas.

Hacia las 13:00 GMT, el precio del barril de "light sweet crude" (WTI), la referencia estadounidense, perdía seis centavos y se situaba en 49.17 dólares en el contrato para entrega en junio, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

El petróleo subía el martes e interrumpía una racha bajista de seis días, pero las dudas sobre la capacidad de la OPEP de forzar una reducción de los inventarios globales de crudo sigue manteniendo al mercado con una percepción pesimista.

A las 09:49 GMT, el crudo Brent subía 8 centavos, a 51.68 dólares por barril, mientras que los futuros del crudo en Estados Unidos ganaban 10 centavos, a 49.33 dólares por barril.

El Brent ha perdido un 10% desde fines de 2016, pese a los esfuerzos liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia para reducir la producción en 1.8 millones de barriles por día (bpd) en la primera mitad de 2017.

Dado que los inventarios de petróleo siguen en máximos históricos, Stephen Schork, del reporte Schork, afirmó este martes que "la OPEP ha fallado miserablemente en su intento por equilibrar al mercado petrolero".

JPMorgan afirmó en su más reciente nota semanal de mercados a sus clientes que "es evidente que (...) los mercados de crudo aún tiene dificultades para liquidar (el exceso de suministro)".

erp