El petróleo abrió en alza la jornada de este martes en Nueva York, ante la vuelta a la actividad de las refinerías estadounidenses tras el pasaje de la tormenta Harvey, así como por el anuncio del aumento del precio de algunas entregas sauditas.

A las 13:00 GMT, el precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en octubre ganaba 72 centavos, para ubicarse en los 48.01 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

Los precios del crudo en Estados Unidos subían este martes y los de la gasolina caían debido a que el reinicio gradual de las refinerías del Golfo de México, que cerraron por el paso del huracán Harvey, aumentaba la demanda por petróleo y aliviaba los temores de una escasez de combustible.

Los futuros de la gasolina perdían un 4%, a 1.68 dólares por galón, que se compara con 2.17 dólares por galón el 31 de agosto, y cotizaban de vuelta a niveles vistos por última vez antes de que Harvey golpeara a la costa estadounidense del Golfo de México y a su gran industria de refinación de crudo.

En los mercados internacionales, los futuros del crudo Brent subían un 0.3%, a 52.49 dólares por barril, ante señales de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) podría extender su acuerdo de reducción de producción más allá del primer trimestre de 2018.

erp