Londres - El petróleo se mantenía estable este martes, por encima de 112 dólares el barril, mientras la tormenta tropical Isaac casi alcanzaba la intensidad de huracán en el Golfo de México, lo que obligó a compañías de Estados Unidos a cerrar plataformas y refinerías.

El avance de los precios podría ser limitado debido a preocupaciones de que los daños que cause el huracán lleven a firmas refineras a recortar sus compras de crudo en las próximas semanas y por expectativas renovadas de que los gobiernos occidentales, liderados por Estados Unidos, podrían acudir a sus reservas estratégicas de petróleo.

El crudo Brent subía 27 centavos a 112.53 dólares por barril.

El Brent trepó hasta los 115.50 dólares el lunes, con un alza de casi 2 dólares, al tiempo que refinerías estadounidenses cerraban instalaciones en la costa del Golfo de México previo a la llegada de Isaac, antes de cerrar a 112.26 dólares, mientras que el crudo estadounidense alcanzó un máximo durante el día de 97.72 dólares.

En Nueva York, el precio de WTI para entrega en octubre ganaba 52 centavos a 95.99 dólares.

Las compañías energéticas que operan en el Golfo de México recortaron su producción de crudo en un 78%, dijeron reguladores este lunes.

Los recortes en la producción se incrementarían en los próximos días en esta región, que representa casi un cuarto de la producción de petróleo de Estados Unidos y 7% de su producción de gas natural.

Circulan especulaciones de que el gobierno de Estados Unidos podría considerar a Isaac como razón suficiente para acudir a sus reservas petroleras de emergencia.

Rob