El petróleo descendía por debajo de los 108 dólares por barril el lunes debido a que una inesperada caída en las exportaciones de China generó temores a una desaceleración en la segunda economía del mundo, aunque las tensiones geopolíticas en Ucrania y Libia limitaban el declive.

Tras dos días de ganancias consecutivas, el petróleo Brent perdía 1.05 dólares, a 107.95 dólares por barril a las 1400 GMT, luego de caer 1.25 dólares más temprano en la sesión.

El petróleo en Estados Unidos bajaba 1.42 dólares, a 101.16 dólares por barril, luego de tocar un máximo de 102.82 dólares.

La caída en las exportaciones chinas generó preocupaciones sobre el crecimiento de la demanda petrolera debido a que se produjo tras una serie de decepcionantes sondeos del sector fabril desde inicios del 2014.

Las alzas de precios en las últimas semanas ante las tensiones en Ucrania han hecho que el petróleo registre una corrección más acentuada.

La mayoría de activos de riesgo, incluyendo las acciones asiáticas y los metales básicos, también caían ante la debilidad de las cifras.

Fuerzas rusas consolidaban su control en la península ucraniana de Crimea el lunes, al capturar un hospital y una base militares en momentos en que funcionarios se preparan para llevar a cabo un referendo sobre el futuro de la región.

El petróleo también está siendo respaldado por la crisis en Libia, que amenazó con atacar a un buque cisterna norcoreano si intentaba despachar crudo desde un puerto controlado por rebeldes.

Las exportaciones combinadas en China en enero y febrero cayeron 1.6% respecto a igual periodo del año anterior, lo que provocó preocupaciones de que la

debilidad del dato no se haya debido a distorsiones causadas por el feriado del Año Nuevo Lunar, que comenzó el 31 de enero y cubrió inicios de febrero.

frm