Los precios del petróleo cerraron estables el viernes, debido a que la noticia de que se levantaría el bloqueo a las exportaciones de Libia por un mes contrarrestó el impulso que las señales de apoyo al barril en una reunión de la OPEP+.

Tanto el Brent como el WTI cerraron la semana en alza, luego de que Arabia Saudita presionó a sus aliados a apegarse a las cuotas de producción y de que bancos como Goldman Sachs predijeran un déficit en los suministros.

El Brent cayó 15 centavos a 43.15 dólares el barril, para cerrar la semana con un avance de un 8.3 por ciento. Los futuros del West Texas Intermediate, subieron 14 centavos a 41.11 dólares para terminar la semana con una ganancia de un 10.1 por ciento.

Los precios se vieron afectados después de que Khalifa Haftar, comandante del este de Libia, dijo que sus fuerzas permitirían que se reanude la producción de petróleo tras un bloqueo de ocho meses, y un político de alto rango en Trípoli sostuvo que se formaría un comité para garantizar una distribución justa de los ingresos.

Goldman Sachs predijo un déficit de mercado de 3 millones de barriles por día (bpd) para el cuarto trimestre y reiteró su objetivo para el Brent de 49 dólares para fines de año y de 65 dólares para el tercer trimestre de 2021.

UBS también planteó la probabilidad de un déficit. Su previsión es que el Brent ascienda a 45 dólares el barril en el cuarto trimestre y a 55 dólares para mediados de 2021.

La alianza OPEP+ ha reducido su bombeo en 7.7 millones de bpd y recalcó en una reunión el jueves que tomaría medidas contra los miembros que no cumplan su parte del pacto. El ministro de Energía saudí dijo que quienes especulen con los precios del crudo serían penalizados.

En el Golfo de México, los productores estadounidenses empezaron a reactivar las plataformas tras un cierre de cinco días debido al huracán Sally.

Una depresión tropical en la zona oeste del Golfo de México podría convertirse en un huracán en los próximos días, potencialmente amenazando a más instalaciones petroleras estadounidenses.